Published On: Dom, Abr 1st, 2018

Conoce al filipino que lleva 32 años crucificándose de verdad

ADN40 – Desde hace 32 años, el pintor de oficio Rubén Enaje, lleva su fe al extremo crucificándose en el festejo de Semana Santa que se lleva a cabo en Filipinas, por lo que es conocido como “El Jesucristo de Pampanga”, provincia filipina de la cual es originario.

En 1985 el pintor sufrió un accidente donde cayó desde el tercer piso de una obra; al levantarse del suelo comprobó que no se había hecho ni un solo rasguño, situación que atribuyo a una intervención divina y desde entonces se crucifica cada año como muestra de devoción.

Para el proceso de crucifixión, él mismo desinfecta los cuatro clavos de acero de 10 centímetros que usa en pies y manos cada año, desde 1986, para evitar infecciones o complicaciones tras la crucifixión.

Enaje asegura que después de haberse crucificado por 32 años seguidos, su cuerpo ya no siente dolor e incluso asegura que cada vez lo hace con más energía y devoción: “creo que es Dios dándome ánimos y diciéndome sigue haciéndolo”.

Las personas que participan en el festejo filipino aseguran que la crucifixión los ayuda a la expiación de los pecados y a valorar la vida de diferente manera, por lo tanto lo hacen como símbolo de devoción a pesar de que la iglesia católica critica constantemente el ritual de la crucifixión, pues creen que una representación tan sangrienta puede ser una “mala interpretación de la fe”.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>