deporte adaptado Deportes Deportes 050519 Noticias Querétaro Reportaje Especial

Denuncian “juego sucio” de Querétaro en competencias de deporte adaptado

QUERÉTARO, Qro. (apro).- Padres de familia de la Asociación de Deportistas Especiales del Estado de Querétaro A.C. denunciaron la alteración en el registro del coeficiente intelectual (C.I.) de algunos menores para hacerlos pasar como niños con discapacidad, ganar medallas y obtener así más estímulos económicos.

“No es una competencia pareja, sino que hay discriminación por un lado y hay juego sucio porque hacen participar a niños que no tienen discapacidad o que tienen TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), que no es una discapacidad dentro de los niños especiales”, acusó Fernando Carlos Diego Serna, uno de los padres de familia.

Querétaro alcanzó en 2018 el tercer lugar a nivel nacional en Para-Natación (deporte al que se enfoca principalmente la Asociación de Deportistas Especiales del Estado de Querétaro, A.C.) y el cuarto lugar general en el medallero nacional de la Paralimpiada.

Pero algunos padres de familia ven un “fraude” por parte de la presidenta de la Asociación de Deportistas Especiales, Guadalupe Alma Rosa Solares Gutiérrez, y la omisión o complicidad del gobierno del estado, que encabeza el mandatario panista Francisco Domínguez Servién.

En entrevista, la presidenta de la asociación, Guadalupe Alma Rosa Solares Gutiérrez, reconoció que un estudio sobre el coeficiente intelectual fue realizado por una sicóloga particular que recomendó su asociación, pero dijo que, si bien no coincide con el resultado de otras instituciones oficiales, lo hicieron así por indicación de la Federación.

“A mí me pide la actualización, la Federación (Mexicana de Deportistas Especiales, A.C.), en ese momento no se puede hacer a través de las instituciones; la Federación nos comenta que tendría que ser una persona con una cédula profesional para que se pudiera hacer y yo le comento a mi compañera (y amiga de muchos años) Gabriela Pérez Díaz”, explicó.

A diferencia de este caso –donde el resultado de la prueba impedía la participación del hijo del señor Fernando Carlos y la señora María Luna Acosta, quienes han sido críticos de la presidenta de la asociación–, para este matrimonio lo realmente preocupante es que, si bien en el caso de su hijo la información se alteró para impedirle participar, pese a tener una discapacidad probada, hay otros casos donde la alteración del C.I. permite competir a atletas que no tienen discapacidad.

“Hemos detectado, nosotros como padres, que hay niños que están dentro de la asociación que no tienen discapacidad”, puntualizó Fernando Carlos Diego Serna, quien considera que detrás de esta maniobra existe un interés económico y político, por una parte, para obtener estímulos económicos, y por la otra, presumir los logros a nivel estatal.

El hijo de Fernando y María no es el único caso. Un documento oficial de la Federación Mexicana de Deportistas Especiales A.C., da cuenta de la aplicación de pruebas a diez atletas el año pasado, de los cuales, en cinco casos, fue detectado que el coeficiente intelectual estaba por arriba del autorizado para competir.

Después de haber asegurado que sólo tenía conocimiento del hijo de Fernando y María, cuando se le se expusieron los casos de Querétaro detectados por la Federación, Solares Gutiérrez terminó por aceptar que sabía de otros casos de atletas queretanos en que la Federación rechazó su participación por ese motivo.

“De hecho, quiero comentarte algo importante”, expresó la presidenta, “de los cinco chicos que no participaron en el Mundial porque supuestamente… supuestamente… porque yo no tengo el conocimiento, por eso te vuelvo a repetir, no sé cómo tú tienes la información…”

–En ningún momento mencioné que había cinco chicos –le aclaró el reportero.

–No, no, no, no, pero decías que sí sabías que…

–Le preguntaba que si había otros casos.

–Tú comentabas que tenías acceso a la información en relación a esto –respondió la presidenta.

– ¿Hay cinco chicos? –se le insistió.

–De estos cinco chicos, que les aplicaron pruebas las psicólogas de Aguascalientes, nosotros no tenemos los resultados, ni los papás los tienen. ¿Cómo puedo decir que los chicos sí realmente tienen un C.I. diferente?

– ¿Estos cinco chicos fueron a representar a Querétaro?

– Sí, pero no participaron, fueron 10, pero cinco fueron… vamos a decir que sí, el organismo internacional les dice ‘tú sí participas, tú no participas’ –dijo sobre la información que antes había negado.

La presidenta no abundó más sobre la variación entre las pruebas de los menores con un C.I.  que presentó su asociación y donde se aseguraba que tenía un coeficiente intelectual por debajo de los 75 puntos, mismos donde la Federación detectó que tenían por arriba de 80 puntos e, incluso, un menor tenía un C.I. de 98.

La copia de este documento oficial, entregado por padres de familia a este reportero, está dirigido a Markus J. López Winkler, director general del Instituto del Deporte de Querétaro (Indereq), en respuesta a una petición de Indira Baraé Beltrán Ramírez, del departamento del Deporte Adaptado, según se lee en el cuerpo del documento.

“Por la razón expuesta, se considera en el caso de los primeros tres deportistas, no será posible su participación en la paralimpiada nacional 2018, por no cumplir con uno de los más importantes requisitos, que es tener un C.I.  de 75 o menos…”.

Sin embargo, en el mismo documento, firmado por Miguel Ángel García Meza, presidente de la Federación, se admite la participación de otro menor al que le fue registrado un C.I. de 83, porque se excusan en decir que “existe un documento con resultado menor a 75, y realizado antes de la valoración de 2017”.

Por ello, el señor Fernando Carlos Diego Serna infiere que este tipo de prácticas no se llevan a cabo sólo por la asociación de Querétaro, sino a nivel nacional, por lo que considera que el gobierno debe tener una mayor intervención y verificar el coeficiente intelectual de todas las personas que compiten.

“Yo lo único que le pido al gobernador es que se le haga prueba a todos los chicos, pero por una institución pública, que esta institución pública avale una discapacidad y no nos han dicho nada, porque si ponen sicólogas particulares se prestan a hacer todo este tipo de movimientos”, exigió la señora María Luna Acosta, en el caso de Querétaro.

Dinero de por medio

Para estos padres de familia, inconformes por la manipulación de la información sobre el coeficiente intelectual de estos atletas, el fondo del asunto tiene que ver con un interés económico, debido a que cada medalla que obtenían se reflejaba en beneficios para los atletas, pero también para otras personas.

Carlos Nieves Fajardo, quien fue entrenador de los menores desde 2010 a 2016, admitió que él sospechaba de que algunos menores tuvieran realmente discapacidad y que en esas condiciones lograron medallas y obtuvieron de esta manera estímulos económicos.

“Al fin y al cabo se hizo trampa, es trampa, eso que se hizo fue desleal para todos los demás estados de la República, que simple y sencillamente llevaban gente que sí tenía esa discapacidad, que tiene capacidades limitadas, en ciertos aspectos de la vida”, admitió ahora.

Los estímulos económicos también fueron para el entrenador, como lo reconoció Nieves Fajardo, quien por indicación de la presidenta de la asociación, Guadalupe Alma Rosa Solares, aceptó dividir el monto a partes iguales.

“En el caso mío, la maestra, desde que me invitó, ella me pedía el 50 por ciento de lo que hubiera de resultados. Si había 16 medallas, ella se quedaba el estímulo de ocho medallas, así, nos íbamos todo al 50 por ciento en cuanto a los estímulos”.

–¿Por qué fue así?

–Pues por conveniencia de ella, en un principio, y por desconocimiento mío y digo, digamos, que me invitó y en un principio yo acepté porque de no tener nada a tener algo…

La señora Guadalupe Alma Rosa Solares Gutiérrez se excusó en que el entrenador aceptó darle la mitad de los estímulos y relató cómo fue el acuerdo.

“Le digo: ‘vamos a trabajar de alguna manera, las medallas de oro son así, esto es así, esto es así’. Yo tenía otro entrenador antes de él y habíamos llegado a un acuerdo en relación a que compartiéramos para que yo pudiera apoyar a la gente que nos apoya, porque yo los sábados tengo gente que apoya a los pequeñitos y que esa gente no recibe ningún estímulo de nada. Y me dijeron que sí, él también me dijo que sí”.

La presidenta Guadalupe Alma Rosa Solares detalló que actualmente el Instituto del Deporte entrega 5 mil pesos por cada medalla de oro; 2 mil 500 pesos por cada de plata; y mil 500 por cada de bronce, hasta un máximo de 3 preseas, y una beca mensual de mil 100 pesos durante 10 meses.

–Por ejemplo, en 2016 se trajeron 25 medallas de oro, de esas 25 medallas de oro al entrenador le dieron los estímulos de las 25 medallas de oro y le dieron la beca por las 25 medallas.

– ¿Le dieron 125 mil pesos?

–Así es.

–¿Y aparte una beca de mil al mes?

–Ajá, así es.

La maestra consideró que, si bien le dio las gracias al entrenador el último año, cuando ya no quiso darle la mitad de los estímulos que recibía, aseguró que no tuvo nada que ver para que el Instituto del Deporte lo despidiera.

“En el último año que estuvo con nosotros no fue así, él se llevó todo (el dinero), o sea no se llevó, sino él dijo que era de él y pues… es de él, ¿sí? Porque él fue quien se registró como entrenador. Antes sí estaba registrado, pero compartíamos”.

El entrenador dijo que así fue, pero agregó que esa situación la comunicó al propio director del Instituto del Deporte de Querétaro.

“Todo reventó en 2016, donde yo voy a ver al director que está actualmente, que es Markus López Winkler, y le pido el apoyo para que él me respalde, ya que todas las medallas en su totalidad deberían de pagárseme a mí porque yo soy el que hace los entrenamientos en madrugada, preparación física, activación, desarrollo de todas las actividades deportivas, lo hacía yo meramente”.

En la entrevista, la presidenta de la asociación se refirió a Carlos Nieves como “un buen entrenador”, aseguró que “no tuvo conflictos” ni con la asociación ni con los padres de familia y dijo que su salida obedeció a otras cosas.

Sin embargo, cuando se le planteó lo dicho por el entrenador, en el sentido de que él le reportó sus sospechas sobre los casos de atletas que no tenían discapacidad, la versión de la presidenta de la asociación cambió de manera drástica.

“Realmente siento que es una cuestión de resentimiento por no seguir dentro de la asociación”, soltó.

La presidenta Solares Gutiérrez incluso fue más allá y habló de amenazas por parte del entrenador.

“Hablábamos de la cuestión del resentimiento en relación a que ya no está en la asociación y en la Federación, de él hemos recibido amenazas”, aseguró.

A la presidenta de la asociación se le preguntó por qué su cambio en la versión sobre el entrenador y respondió: “No puedo dejar que nada más sea la versión de lo que está comentando él”.

Solares Gutiérrez aseguró que ahora ya sólo reciben estímulos sólo por tres medallas, que los apoyos son para deportistas y el entrenador y que la asociación ya no recibe recursos.

Sin embargo, cuando se le preguntó si aceptaría que se aplicaran pruebas a todos los alumnos, aclaró que las instituciones públicas ya lo hacen con nuevos atletas. Respecto a los que ya están, aseguró que aun cuando ella no tendría inconveniente, “no puedes repetir los estudios, porque precisamente hay una normatividad”.

Al menos nueve casos

No sólo Solares Gutiérrez negó que hubiera más casos. También su amiga, la psicóloga Gabriela Pérez Díaz.

Al ser entrevistada, rechazó insistentemente haber aplicado más pruebas a otros jóvenes de la asociación, adicionales a las del hijo de la señora María Luna Acosta y Fernando Carlos Diego Serna, de quien sí aceptó que hubo una variación en los resultados del coeficiente intelectual. Pero se defendió argumentando que eso ocurrió por tratarse de una prueba antigua, que fue la única que pudo conseguir.

“Yo no conozco las actuales versiones, pero puede ser, cabe la posibilidad que esa discrepancia pueda ser válida. El mismo protocolo marca que puede haber una discrepancia de 15 a 20 puntos de diferencia entre un resultado y otro”, aseguró.

–¿Fue la única prueba que aplicó o aplicó algunas otras pruebas?

–No, como le digo, la Federación pidió que (las evaluaciones) fueran por parte de los psicólogos de Aguascalientes, y querían que fueran solamente de instituciones públicas. Entonces ya no apliqué más –afirmó.

En una memoria USB entregada a este reportero por uno de los padres de familia se incluyó información de atletas que la Asociación de Deportistas Especiales del Estado de Querétaro habría registrado para competir en la Paralimpiada Nacional de 2016.

La fuente indicó que la documentación le fue compartida por el entrenador Carlos Nieves Fajardo, quien conservó la memoria luego de que –dijo– la misma presidenta Alma Rosa Solares Gutiérrez se la entregó.

Dentro de la memoria USB hay 15 carpetas, rotuladas con los nombres de 15 deportistas, mismas que en su interior contienen, entre otros documentos, evaluaciones psicológicas del coeficiente intelectual, de los que no se dan detalles por ser datos personales.

No obstante, de la información de los 15 atletas, en nueve casos fue hallado que las evaluaciones tienen la firma y el nombre de Gabriela Pérez Díaz con su número de cédula profesional

Cuando en la entrevista se le cuestionó sobre los casos de otros menores, la psicóloga Gabriela Pérez Díaz terminó por admitir que sí aplicó más evaluaciones, pero aclaró que lo hizo para integrantes de otro club de la asociación en el municipio de Tequisquiapan y no de Querétaro.

Una de las carpetas con información que contiene la memoria USB corresponde a la hija de la señora María del Rosario Juárez Hernández, quien identificó a Pérez Díaz como “la psicóloga del equipo”.

“A ella (a mi hija) también se le modificó su C.I., cuando la psicóloga le hizo… supuestamente el verdadero es de 82 y luego ella se lo bajó a un C.I. de 72. Yo le mandé a sacar estudios, fui al Seguro Social, pedí que se le hiciera ese estudio y se lo hicieron y le sacaron el C.I. de 63”, relató la señora Juárez Hernández.

Esta otra madre de familia relató que la presidenta de la asociación intentó quitarle el documento por el que había pagado 900 pesos a la sicóloga, después de que le informó que tenía un estudio del Seguro Social.

“Me pidió que yo no comentara que se estaban bajando los CI o que había niños que no tenían alguna discapacidad. No tengo pruebas, no tengo alguna persona que me respalde esto porque nos agarra solas, cuando ella quiere manejar estas situaciones siempre nos agarra solas”, dijo.

Represalias

Algunas de las madres y padres de la asociación que alzaron la voz para cuestionar a la presidenta Solares Gutiérrez sobre las alteraciones del C.I. acusaron que tanto ellos como sus hijos comenzaron a ser segregados.

“La maestra (Solares Gutiérrez) también ha prohibido a los niños que les dirijan la palabra a nuestros chicos. Alguna de las niñas que tiene ella de su equipo, yo lo he escuchado que le dicen eso a mi hija. Incluso las mismas mamás han referido que también a ellas les ha dicho que no nos dirijan la palabra”, acusó la señora María del Rosario Juárez Hernández.

Otros padres también denunciaron maltratos por parte de auxiliares de la asociación, como la señora Alicia Rodríguez Medina.

La señora Rodríguez Medina denunció que su hijo, un joven con síndrome de Down, fue llevado a empujones por una de las auxiliares en la más reciente Paralimpiada Nacional.

Ella acudió al Indereq, pero en esta institución procuraron llegar a un acuerdo para separar a la auxiliar y que el asunto no derivara en una sanción, por lo que decidió iniciar una queja ante el Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Inmupred) con el ánimo de sentar un precedente y evitar que esto vuelva a ocurrir.

Sin embargo, en el Inmupred también buscan “llegar a un conciliación por la vía sana”, como dijo el director de la institución, Ricardo Yáñez López.

“Estamos trabajando con todas las partes para llegar a un acuerdo”, expresó.

La señora Rodríguez Medina narró que tras denunciar el incidente, su hijo Mario también fue aislado y que ella ya no recibe notificaciones o información de las actividades de la asociación.

Las irregularidades que detectaron los padres, las represalias por cuestionar a la presidenta y hasta los maltratos que acusan por parte de auxiliares de la asociación hacia los deportistas con discapacidad motivaron al grupo de padres de la asociación a realizar una manifestación pública, la cual ocurrió el pasado 19 de noviembre de 2018, en el Desfile de la Revolución.

“Sr. Gobernador. Alto al maltrato, al juego sucio y a la discriminación en el deporte. Fuera a los dirigentes corruptos, que aprovechan mi condición de vida. Malos manejos de la Asociación de Deportistas Especiales del Estado de Querétaro. ¡Apóyenos!”, era el mensaje que se leía en una manta de color naranja que sostenían algunos de los deportistas con discapacidad que marcharon, y con la que intentaron manifestarle su inconformidad al gobernador Francisco Domínguez Servién, quien se encontraba en el presídium de funcionarios.

Sin embargo, el señor Fernando Diego Serna acusó que personal en el acto les quitó otra manta.

“No quisieron pasar la petición que nosotros traíamos, no era una petición grosera, ni mucho menos, pero se habla con el gobernador, traíamos un megáfono, se le pide audiencia al gobernador, cosa que hasta ahorita no nos han dado respuesta”, relató.

De parte del gobierno estatal, la directora del departamento de Deporte Adaptado del Instituto del Deporte, Indira Beltrán Ramírez, reconoció que, si bien la alteración del coeficiente intelectual de atletas ocurrió en años pasados, dijo que decidieron que fuera hasta este año 2019 cuando sea personal del Centro Estatal de Salud Mental (Cesam), quien se encargue de realizar las evaluaciones.

“En la próxima Paralimpiada, todos los chicos que vayan a participar, de los cuales se requiera C.I., porque no es de todos, tiene que ser a través del Cesam, este estudio tiene que ser única y exclusivamente a través del Cesam”, afirmó la directora Beltrán Ramírez.

Sin embargo, el señor Fernando Carlos Diego Serna señaló que, durante una reunión, les fue informado que las pruebas en el Cesam sólo se aplicarían a niños de nuevo ingreso a la asociación y no a los que ya están.

En el caso de los padres que han protestado, Fernando Carlos Diego relató que sabe de nuevas represalias a sus hijos y también que mientras les hacen pruebas a algunos de los atletas, a ellos no les avisan.

Related posts

Reina Isabel II encabeza banquete de Estado para bienvenida de Trump

reporter

Lanza PC plataforma digital con rutas de evacuación del “Popo”

reporter

Documental de Maradona se estrena en Cannes; Diego no pudo ir a verlo

reporter

Leave a Comment