Published On: Vie, Mar 30th, 2018

México pierde un importante aliado regional con la renuncia de PPK

Read in English

La renuncia presentada la semana pasada por el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, constituye un acontecimiento inoportuno y negativo para México, que pierde a un socio confiable e importante en el contexto de la Alianza del Pacífico y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante su breve gestión de 602 días (20 meses), el ex dirigente, ampliamente conocido como PPK, confirmó sus sólidas credenciales conservadoras al unirse a México, Brasil y Argentina entre otras naciones preocupadas por las crecientes tendencias autoritarias del gobierno venezolano encabezado por Nicolás Maduro.

Llamó a la liberación de presos políticos en 2016 y también apoyó el referéndum revocatorio impulsado contra Maduro después de que la oposición ganó los comicios legislativos.

Kuczynski realizó una visita oficial en junio de 2017 a España, donde advirtió sobre la inestabilidad y el riesgo de un “mar lleno de sangre” en Venezuela, mientras que su ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Luna Mendoza, proponía la mediación en la crisis del primer ministro canadiense Justin Trudeau, dada la posición de Ottawa como “potencia global”.

El ex mandatario de Perú y Luna Mendoza eran escépticos en torno a la presión contra el régimen de Maduro en foros multilaterales como la OEA. Sin embargo, suscribieron con otros 13 países miembros, incluyendo a México, Estados Unidos y Canadá la “Declaración sobre Venezuela”, exhortando a las autoridades de Caracas a liberar los presos políticos y reconocer a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) controlada por la oposición.

Como sabemos, dichos esfuerzos resultaron infructiferos y la elección de una asamblea constituyente radicalizó al régimen de Maduro; no obstante, como una figura de transición, se espera que el nuevo presidente Martín Vizcarra mantenga la estrategia general de PPK y ésas son buenas noticias para México tanto en lo político—Lima será la sede de la octava Cumbre de las Américas el 13 de abril— como en la cooperación económica y comercial.

Miembros fundadores

Es en el ámbito multilateral y económico donde la colaboración México-Perú ha sido exitosa.

Como miembros fundadores de la Alianza del Pacífico en 2011, ambos países, trabajando junto a Chile y ColombiaCosta Rica se encuentra concluyendo el proceso para convertirse en su quinto integrante—enviaron un firme mensaje de integración y libre comercio que ayudó a establecer el nuevo Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico, aprobado por once naciones el 8 de marzo de 2018, el mismo día en que la Casa Blanca promulgó aranceles a las importaciones de acero profundizando las tendencias proteccionistas que también llevaron al retiro de EU del pacto.

La Alianza del Pacífico representa cerca de 35% del PIB latinoamericano y casi todos los acuerdos formales de intercambio con Asia, en agudo contraste con el Mercosur, el otro bloque comercial predominante en la región, cuyos socios, incluyendo Brasil y Argentina, carecen de acuerdos de libre comercio con Asia.

Perú asumió el 6 de marzo su presidencia pro tempore para 2018-2019 y el bloque emitió una declaración conjunta, en la que declaró su firme intención de otorgar el estatuto de estado asociado a Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Singapur.

También es importante destacar la presencia de los países de la Alianza del Pacífico en la posible ampliación de la Asociación Regional Económica Integral.

La RCEP es un acuerdo comercial entre 16 países de Asia-Pacífico en negociaciones desde 2013. En 2016, México, Perú y Chile expresaron su interés en el mismo, lo que genera la posibilidad de que se transforme en un medio para la integración de Asia y América Latina.

Editado por Sofía Danis
Más artículos de Gabriel Moyssen

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>