España gobierno Internacional Internacional 040120 investidura Noticias Pedro Sánchez PSOE

“No se va a romper España”, responde Pedro Sánchez al discurso apocalíptico de la derecha

MADRID (elreportero.net).– En la primera sesión de investidura para del gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez advirtió que “no se va a romper España”, al responder al discurso apocalíptico de la derecha que asegura que su gobierno va a “romper España”, y anunció que dejarán atrás “la deriva judicial” en el conflicto en Cataluña, para dar paso al diálogo y a la política.

“No se va a romper España, no se va a romper la Constitución, aquí lo que se va a romper es el bloqueo a la mayoría progresista elegida democráticamente”, dijo desde la tribuna del Congreso quien, si no hay sorpresas, en la sesión del martes 7 será elegido presidente de un gobierno de coalición, de corte progresista, al lado de Unidas Podemos.

Los dirigentes del PP y de Vox lanzaron duras descalificaciones contra la coalición de gobierno de Sánchez. En su tono más radical, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, llamó al socialista “sociópata”, “presidente fake” y afirmó que “este gobierno será su epitafio político”.

Asimismo, amenazó a Pedro Sánchez que, si no actúa contra el president de la Generalitat catalana, Quim Torra, inhabilitado por la Junta Electoral Central, y aplica de inmediato el artículo (constitucional) 155”, para intervenir la administración catalana, lo llevará ante los tribunales. “Si no lo hace podría incurrir en prevaricación. En ese caso actuaremos contra usted con la misma firmeza que hemos hecho contra Torra”.

Santiago Abascal, líder del partido de ultraderecha, Vox, también recurrió a la descalificación al acusar a Pedro Sánchez de “fraude”, “mentiroso”, “estafador” y “personaje sin escrúpulos”. Y fue más allá, cuando, sin datos de por medio, acusó al PSOE que son “los responsables de la tragedia en el Mediterráneo”, por la muerte de los miles de personas que huyen de sus países para llegar a Europa, y los acusó de la “violencia sexual contra muchas mujeres”, pese a que el partido de Sánchez ha impulsado políticas contra la violencia de género.

La investidura de Pedro Sánchez tendrá una primera votación este domingo 5, sin embargo, es previsible que la pierda porque para ello requeriría mayoría calificada (176 votos). Y 48 horas después, es decir, el martes 7, se celebrará la segunda sesión de votación, en la que sólo necesita una mayoría simple, la cual supuestamente ya tiene negociada con Unidas Podemos y otras fuerzas minoritarias, además de la abstención de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Con ERC, Sánchez llegó aun acuerdo de instalar una mesa política de diálogo sobre el conflicto catalán, lo que ha despertado la ira de los partidos de derecha y ultraderecha.

En su mensaje en la máxima tribuna legislativa, Sánchez defendió su coalición progresista y criticó que la derecha (PP, Vox y Ciudadanos) “agiten los peores presagios sobre el porvenir de España y se nieguen a evitarlos. No comparto sus temores; pero si no son fingidos no alcanzo a entender que no muevan un dedo para evitarlos”.

Entre las propuestas destacan los programas de tipo social, de corte feminista. Explicó que uno de los pilares de la coalición es la libertad. “Una libertad plena, incompatible con el machismo, con la homofobia, con la xenofobia o con el racismo”.

Como un gesto más a las víctimas del franquismo, Pedro Sánchez anunció nuevos presupuestos para el rescate de los restos de miles de españoles víctimas de la dictadura y también apoyará la recuperación del majestuoso Pazo de Meirás, una señorial propiedad ubicada en Galicia, que le fue regalada al dictador Francisco Franco en dudosas circunstancias, pero que desde hace años un movimiento social busca le sea restituido al ayuntamiento gallego de Sada.

Por la tarde siguieron tomando la palabra diputados de otros grupos parlamentarios para fijar su posición sobre la investidura de Sánchez.

Algunas de las medidas de gobierno propuestas están encaminadas a limitar el enorme poder que tiene la Iglesia Católica en España, como fijar como voluntaria y no obligatoria la educación religiosa como sucede en todos los colegios del país.

Esto provocó la reacción del presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal de Valladolid, Ricardo Blázquez, quien esta mañana afirmó que siente mucha “inquietud” ante la conformación del gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos.

Porque, dijo, lleva al país a “un futuro incierto”, por ello pidió estar “muy alerta” para que se mantenga la clase de religión en los colegios.

“Ciertamente, por la situación actual, a mí me produce mucha perplejidad y un horizonte muy incierto. Yo pido al Señor que acierte en la formación del gobierno y después en la gobernación diaria de Gobierno ya constituido pero tengo inquietud”, según recoge un cable de Europa Press citado por el sitio de internet del diario 20minutos.es.

Pidió que se forme un gobierno con el espíritu de la Transición y se evite formar bloques. “Pediría que el espíritu de la Transición, que es de diálogo, de confianza recíproca, de reconciliación, no se olvide, porque si no, es muy difícil poder convivir los distintos. Espero que no se formen bloques de una parte y de otra, no reproduzcamos nuestra historia en capítulos penosos”, señaló.

Comentarios

Related posts

Abuchean a “El Bronco” en evento de AMLO en Monterrey

reporter

Rioboó niega trato preferencial: asignación directa de segundos pisos fue la solución más conveniente

reporter

Gilda Solís, madre de Lozoya, es la primera vinculada a elreportero en la trama de Odebrecht en México

reporter

Leave a Comment